degollar en Argentina

fabbio

Member
italian - italy
Buenos dias,
estoy traduciendo una novela argentina donde la palabra "degollar" se utiliza para "cortar la cabeza" en vez que para "cortar la garganta".

Alguien sabe si esto es normal en Argentina (lo del uso del verbo, no lo de ir por ahí degollando a los demás ;)) o si se trata de un uso peculiar de la autora de la novela? Lo pregunto porque dependiendo de la respuesta, lo voy a traducir de dos formas distintas.

Muchas gracias y que tengan un buen día
Fabio
 
  • fabbio

    Member
    italian - italy
    Gracias!
    Bueno, tecnicamente es así, pero en España creo que nadie diría degollar en vez que decapitar o cortar la cabeza
     

    RIU

    Senior Member
    Español
    Degollar es como cuando al cochino se le raja el cuello para sacar la sangre, pero sin separar la cabeza del cuerpo.
    Decapitar, pues eso, lo de la guillotina y tal.

    Alguien sabe si esto es normal
    No te negaré que la frase tiene su miga. :)
     

    Alemanita

    Senior Member
    German, Germany
    la palabra "degollar" se utiliza para "cortar la cabeza" en vez que para "cortar la garganta".
    Una pregunta: ¿Cómo lo sabes? ¿En la novela dice por ejemplo: lo degolló y se llevó la cabeza?
    Por otro lado, Benito Pérez Galdós escribe: ...Se degollaban unos a otros e iban arrojando cabezas al río. Quién gritaba viva ...
    Parece que no es un uso específico argentino.
    Saludos.
     

    Calambur

    Senior Member
    Castellano (rioplatense) - Lunfardo
    estoy traduciendo una novela argentina donde la palabra "degollar" se utiliza para "cortar la cabeza" en vez que para "cortar la garganta".

    Alguien sabe si esto es normal en Argentina (lo del uso del verbo, no lo de ir por ahí degollando a los demás ;)) o si se trata de un uso peculiar de la autora de la novela? Lo pregunto porque dependiendo de la respuesta, lo voy a traducir de dos formas distintas.
    Hola.

    Si tenés la posibilidad de elegir entre un verbo que signifique "cortar la cabeza" (decapitar) y otro que signifique "cortar la garganta" (degollar), me parece que tendrías que considerar qué quiere decir realmente la autora; digo esto porque me resulta extraño que alguien de estos pagos hable de "decapitar", aunque en una novela todo es posible.

    Referente a tu pregunta de si es normal en la Argentina el uso del verbo "degollar", te digo que sí, que es normal, pero con el significado de cortar la garganta (no con el significado de cortar la cabeza).

    Saludos._
     

    jilar

    Senior Member
    Español
    la palabra "degollar" se utiliza para "cortar la cabeza" en vez que para "cortar la garganta".
    Yo me pregunto lo mismo que Alemanita, ¿qué te lleva a pensar eso?
    O sea, ¿podemos ver, al menos, la parte esencial del texto? En fin, el contexto que siempre se pide.

    Lo que dice Quique es normal, pero eso es la explicación a la inversa, esto es, si alguien o algo es decapitado, obviamente también ha sido cortado el cuello o garganta. Pero sería inútil hablar de degollar si la acción anterior ya ha sido la completa de decapitar.

    Pero si alguien o algo es degollado, la cabeza puede seguir unida al cuerpo, por lo tanto todavía no está decapitado. El cuello, más concretamemte la garganta, está cortada, sí, pero la cabeza permanece unida básicamente por las vértebras y partes carnosas que no estén cortadas.

    Quizá es que ven cuello como un todo, en general, como cuando los niños aprenden las partes del cuerpo humano y a esa zona entre la cabeza y nuestro pecho/torso le llaman cuello. Pero si piensan en cuello como garganta, no debería haber tal equívoco.
     

    fabbio

    Member
    italian - italy
    Omití el contexto porqué no ayuda mucho, aqui lo tenéis:
    "Un chico muerto. Degollado. Habían colocado la cabeza a un costado del cuerpo."

    Gracias a tod@s
     

    jilar

    Senior Member
    Español
    Bueno, entiendo tu confusión, pero tal y como está redactado me hace suponer que es una redacción esquemática (no sé si ya hay una expresión para esa forma de redactar un texto), donde el autor simplemente anota lo que le parece a él transcendente, es decir, no desarrolla toda la información, así puede evitar dar datos y ahorra texto, pues escribiéndolo de otro modo (de forma esquemática) podemos imaginar o suponer.
    Por ejemplo:
    Un chico muerto. (Hasta aquí la información del lector es que hay un cadáver de una persona joven, un chico, pero no sabemos la razón de la muerte, por ejemplo. No sabemos muchas más cosas, o no son importantes o el autor las desconoce)

    De forma esquemática nos informa en este caso, al seguir leyendo, cómo fue esa muerte:
    Degollado. (Ahora sabemos que el chico murió porque le cortaron la garganta, ateniéndonos al significado de ese verbo)

    Y acaba esa redacción esquemática con:
    Habían colocado la cabeza a un costado del cuerpo.
    Eso es lo que le parece importante señalar al autor. Primero la existencia de un cadáver, segundo la causa de la muerte (corte de la garganta) y, finalmente, cómo se ha encontrado ese cuerpo (decapitado ya que la cabeza ahora está al costado del cuerpo)

    Pues bien, tal como está expuesto/redactado, eso bien podría ser la información que yo quiera aportar por ejemplo a otra persona, y esa información yo la leo de un periódico o de un informe del forense, pero se la resumo, hago un esquema, con lo más reseñable (a mi juicio), para que mi oyente se ponga en situación.
    Obviamente, parece ser importante la causa de la muerte, que fue el haberle cortado la garganta.
    No se dice, no se relata que tras ese acto posiblemente el asesino o asesinos, por lo que fuera, siguieron con otra acción, que sería acabar seccionándole todo el cuello, para así finalmente desprender la cabeza del cuerpo ... quién sabe, quizá para dar un mensaje a otras personas.

    Pues bien, todo lo que te explico tiene sentido leyendo el texto original:
    El chico sucio

    ...
    A Lala le habían cortado la conexión por falta de pago hacía meses. Nos metimos en mi casa, nos acostamos en la cama a ver televisión, con el ventilador de techo dando giros peligrosos de tan rápidos y la ventana del balcón abierta por si escuchábamos algo desde la calle que valiera la pena. Sobre la cama, en una bandeja, puse una jarra helada de jugo de naranja y Lala reinó sobre el control remoto. Era extraño ver nuestro barrio en la pantalla, escuchar por la ventana a los periodistas que corrían, asomarnos y encontrar las camionetas de los diferentes canales. Era extraña la decisión de esperar los detalles del crimen por televisión, pero las dos conocíamos bien la dinámica del barrio: nadie iba a hablar, no con la verdad, al menos durante los primeros días. Primero, el silencio, por si alguno de los involucrados en el crimen merecía lealtad. Aunque fuera el horrible crimen de un chico. Primero, la boca callada. En unas semanas empezarían las historias. Todavía no. Ahora era el momento de la tele.

    Temprano, alrededor de las ocho de la noche, cuando Lala y yo empezamos una larga velada que arrancó con jugo de naranja, siguió con pizza y cerveza y terminó con whisky —abrí una botella que me había regalado mi padre—, la información era escueta: en el estacionamiento en desuso de la calle Solís había aparecido un chico muerto. Degollado. Habían colocado la cabeza a un costado del cuerpo.

    A las diez, se sabía que la cabeza estaba pelada hasta el hueso y que no se había encontrado pelo en la zona. También, que los párpados estaban cosidos y la lengua mordida, no se sabía si por el propio chico muerto o —y esto le arrancó un grito a Lala— por los dientes de otra persona.

    Los programas de noticias siguieron con la información hasta la trasnoche
    El protagonista está relatando, de forma resumida, esquemática, lo que se oye en las noticias. Ten en cuenta que los periodistas seguramente hayan recibido la información de las autoridades.
    Quiero decir, que seguramente las autoridades hayan explicado cómo sucedió todo, detallando todo lo que saben, por ejemplo podrían haber dicho: lo mataron degollándolo, luego debieron querer transmitir algún mensaje y acabaron decapitándolo, dejaron la cabeza en esa posición bla bla bla ...

    Luego en los noticiarios pueden redactarlo de una u otra manera, pero concretamente el protagonista lo cuenta de ese modo, de forma esquemática, esto es, dice lo que le parece relevante o importante. No cuenta la historia con todo el detalle con el que originalmente pudieron hacerlo las autoridades o los periodistas. Una manera de que el lector se ponga en la situación, los detalles se los puede imaginar o suponer.

    Ahora bien, sí, podría ser que el autor del relato tenga alguna confusión al respecto, y acabe usando degollar como sinónimo de decapitar, también es verdad, pero no sería lo común, creo yo.
     

    Calambur

    Senior Member
    Castellano (rioplatense) - Lunfardo
    No sé qué extrañas disquisiciones pueden llevar a jilar a tan extensa construcción intelectual, pero en la consulta de fabbio la idea es clara como el agua:
    si el texto dice:
    "Un chico muerto. Degollado. Habían colocado la cabeza a un costado del cuerpo."
    Si dice eso, digo, está clarísimo que el cuerpo fue decapitado.
    El resto es...

    ...ya me callo.:mad:
     

    jilar

    Senior Member
    Español
    No sé qué extrañas disquisiciones pueden llevar a jilar a tan extensa construcción intelectual, pero en la consulta de fabbio la idea es clara como el agua:
    si el texto dice:

    Si dice eso, digo, está clarísimo que el cuerpo fue decapitado.
    El resto es...

    ...ya me callo.:mad:
    Tampoco lo dudo, pero que fue decapitado nos lo aclara o sugiere la última frase.
    A lo que voy es que entre los puntos que cierran cada frase, queda información oculta, por los motivos que sean.

    Por ejemplo, si lees:
    El agente encontró al chico muerto. (Estaba) degollado.

    ¿Puedes asegurar con absoluta certeza que ese chico murió porque lo degollaron?
    No, no puedes. Aunque obviamente es una posibilidad.

    Pero también puede que ese chico muriera de otras maneras, por causas naturales incluso, y que luego alguien decidiera cortarle la garganta, así es como finalmente el agente se lo encuentra "degollado".
    Entonces, en esta redacción que te muestro de ejemplo, sólo tienes dos datos absolutamente ciertos, que hay un cadáver, de un chico concretamente, y que tiene la garganta cortada, o sea, lo degollaron.
    Pero no puedes asegurar que la causa de su muerte haya sido porque alguien lo degolló.

    Bueno, pues lo mismo para la redacción que expone el compañero, tal cual está escrita sólo podemos asegurar lo que dice cada frase, pero:
    -No podemos asegurar que muriera por el hecho de degollarlo, decía en mi ejemplo, pudo morir por cualquier otra causa, y después de muerto alguien decide degollarlo.
    -Tampoco puedes asegurar qué ocurrió entre que alguien lo degolla y alguien más lo decapita. Que fue decapitado lo sabemos por la última frase.

    En fin, que entre los puntos hay información oculta, no porque lo quiera ocultar, sino por simplemente anotar lo más llamativo, el resto de información no la ve relevante o piensa que el recpetor la puede suponer, sea como sea, lo que suponga el receptor para el emisor poca relevancia tiene, él ha aportado la información que considera relevante, sin más.

    Ciertamente es un caso muy extraño, si el autor usa degollar para realmente querer decir decapitar, pues lo hace mal.
     
    No sé qué extrañas disquisiciones pueden llevar a jilar a tan extensa construcción intelectual, pero en la consulta de fabbio la idea es clara como el agua:
    si el texto dice:

    Si dice eso, digo, está clarísimo que el cuerpo fue decapitado.:tick:
    El resto es...

    ...ya me callo.:mad:
    :tick:

    "Un chico muerto. Degollado. Habían colocado la cabeza a un costado del cuerpo" no tiene sentido ni aun en la Argentina. Es un error o descuido del autor. Como dice la autosilenciada Calambur: el chico fue decapitado. No demos más vueltas al asunto.

    Saludos.
     
    Last edited:

    fabbio

    Member
    italian - italy
    pues entiendo que en Argentina no se utiliza DEGOLLADO en lugar de DECAPITADO, por lo tanto tengo que traducir literalmente.
    muchas gracias a tod@s
    fabio
     

    Señor K

    Senior Member
    Español chileno
    Aunque también considero que fue un error o descuido del autor -porque ese fue un decapitamiento aquí y en la quebrada del ají-, quizás lo que quiso decir es que el decapitamiento no fue rápido y limpio (en el sentido de que no fue de un hachazo o guillotinamiento), sino lento y trabajoso (porque cortarle la cabeza a alguien con un cuchillo por dios que es tarea complicada... por lo que me han contado, ejem :oops:).
     

    Duometri

    Senior Member
    Spain, Spanish
    En los siglos XVI y XVII en España se usaba degollar con el sentido de decapitar. Así los comuneros fueron degollados tras Villalar, o aquello de "por no morir degollado, el ladrón más afamado, se vistió de colorado".

    El Diccionario de Autoridades (siglo XVIII) sólo recoge la acepción de cortar la garganta, sin embargo, los ejemplos que pone son de decapitar:confused::

    DEGOLLAR. v. a. Passar el filo del cuchillo, espada, o otro instrumento que tenga corte, por la garganta o cuello del hombre, o animal, cortándole las fáuces, venas y artérias. Tiene la anomalía de mudar la o en ue en algunas personas de los tiempos presentes: como Yo degüello, degüella tu, degüelle aquel, &c. Latín. Jugulare. CHRON. DEL R. D. JUAN EL II. cap. 129. En pena de sus maldades, mandanle degollar por ello. SANDOV. Hist. de Carl. V. lib. 9. §. 21. Acordaron los Gobernadores de mandar degollar a Juan de Padilla.​

    Saludos.
     

    jilar

    Senior Member
    Español
    La verdad es que es un asunto tétrico, tanto hablar de ambos parece que la pantalla emana sangre ;), que da para muchos debates.
    Yo entiendo que pueda haber confusión o, mejor dicho, entremezclar los conceptos, bien sea porque uno de ellos implique, en parte, el otro (si has sido decapitado también has sido degollado, pues el cuello va en el todo que se corta), o bien sea porque tras uno puede venir el otro (que primero cortan el cuello/garganta y luego continúen hasta la sección completa del cuello, lo cual desprendería la cabeza).
    Obviamente, con una guillotina u otros útiles, hachas, espadas, ... se decapita fácilmente, pues sucede en un instante.
    Si, en cambio, la operación es con un cuchillo más bien corto, una navaja por ejemplo ... es difícil decapitar en un instante, como lo haría una guillotina, ... si antes no hemos empezado cortando lo poco que nos permite ese cuchillo. La forma mas probable de hacerlo, en este caso (cuchillo), sería iniciando la tarea con un degollamiento, pues de ese modo es más fácil matar, en este caso, al chico.
    Si el corte inicial es por la nuca, pues chungo, porque topas con las vértebras. En fin, no me extiendo más. Un forense y casi cualquier persona, ante un cuerpo decapitado, puede saber si inicialmente fue degollado ... y que la decapitación, entonces, fue un proceso posterior.

    Dicho todo esto, las definiciones actuales, ahí están. Más o menos explicadas o matizadas, supongo.

    En la matanza del cerdo, primeramente, se mata por degollación/miento (basta con cortar la yugular - por cierto, veo ahora mismo que aparece como verbo, yugular=degollar - sin meternos a hablar de garganta), pero al final el cerdo es completamente decapitado.

    Todas mis disquisiciones anteriores iban con la idea que resume perfectamente el compañero:
    quizás lo que quiso decir es que el decapitamiento no fue rápido y limpio (en el sentido de que no fue de un hachazo o guillotinamiento), sino lento y trabajoso
    En fin, que primeramente hubo degollamiento, ateniéndonos a las actuales definiciones, y acabó en que llegaron a decapitarlo. Los mismos u otros diferentes, no entra en esos matices o detalles, simplemente está aportando información que él cree relevante, de forma esquemática:
    Sucede esto. Esto otro. Y esto más.
     
    Last edited:

    Alemanita

    Senior Member
    German, Germany
    La autora usa, unas oraciones más adelante, varias veces la palabra apropiada: decapitado.


    " Y, a esa hora, nadie reclamaba el cuerpo. Ni un familiar. Ni madre ni padre ni hermanos ni tíos ni primos ni vecinos ni conocidos. Nadie.

    El chico decapitado, decía la televisión, tenía entre cinco y siete años, era difícil calcularlo porque, en vida, había estado mal alimentado.

    —Me gustaría verlo —le dije a Lala.

    —No seas loca, ¡cómo van a mostrar a un chico decapitado! ¿Para qué lo querés ver? Qué macabra que sos. Siempre fuiste mostrita, la condesa morbosa en el palacio de la calle Virreyes.


    —Es que, Lala, me parece que lo conozco.

    —¿A quién conocés, a la criatura?

    Le dije que sí y me puse a llorar. Estaba borracha, pero también estaba segura de que el chico sucio era ahora el chico decapitado. Le conté a Lala el encuentro, esa noche que me había tocado el timbre. "
     
    < Previous | Next >
    Top