Las malas palabras, ¿son palabras malas?

Status
Not open for further replies.

ines

Senior Member
Argentina - Español
Artículo publicado hoy en el diario Clarín,
en la página:
http://www.infobae.com/notas/nota.php?Idx=152831&IdxSeccion=100442

Fontanarrosa defendió el rol de las "malas palabras"
En el Congreso de la Lengua, el humorista atribuyó el fracaso de la revolución cubana a que en el país caribeño le quitaron fuerza expresiva a la palabra "mielda" al reemplazar la "erre"


"Este es un ámbito más que apropiado para plantearse ¿por qué son malas palabras? ¿Le pegan a las otras palabras? ¿Son de mala calidad, y cuando uno las pronuncia se deterioran? ¿Quién las define como malas palabras?", se preguntó el rosarino durante la mesa redonda sobre "Español internacional e internacionalización del español", que se celebró en el Teatro El Círculo.

"Tal vez sean como esos villanos que al principio eran buenos pero la sociedad los hizo malos. Tal vez, al marginarlas las convertimos en malas. En alguna época se les decía palabrotas, lo cual no deja de ser un reconocimiento. Las malas palabras reflejan una expresividad y una fuerza que difícilmente las haga
intrascendentes.

"No es que haga defensa incondicional y quijotesca de las malas palabras. Algunas me gustan. Mi vieja no decía muchas malas palabras. Mi viejo en cambio era lo que se llamaba un mal hablado.

También se le llamaba 'bocasucia'. Ironizando, recordó que durante su niñez "en ningún momento se impuso eso de 'eso no se dice, eso no se hace, eso no se toca'".

Subrayó que "a veces criticamos a los jóvenes porque usan un vocabulario bastante estrecho, me preocuparía que no tuvieran capacidad de expresión y de grafismo al hablar: 'acá le salio un coso' algo que lleva a uno a decir 'qué cosa, cómo se expresan los chicos".

"No sé quién define lo que es vulgar y lo que no es vulgar. Pienso que las malas palabras brindan otros matices. Soy fundamentalmente un dibujante, con lo cual más de uno se preguntará 'qué hace este muchacho en esta mesa'. Hay palabras de las denominadas malas palabras que son irreemplazables, por sonoridad, por fuerza y por contextura física de la palabra. No es lo mismo decir que una persona es tonta o sonsa que 'es un pelotudo'. El secreto de la palabra pelotudo, ya universalizada -no sé si ya está en el Diccionario Panhispánico de Dudas- podría referirse a un utilero de fútbol. El secreto y la fuerza está en la letra 't'", prosiguió.

Celebrado por las carcajadas del público, dijo que "hay una palabra maravillosa que en otros países está exenta de culpa que es 'carajo'. Tengo entendido que era el lugar donde se colocaba el vigía en lo alto de los mástiles. Amigos mexicanos con los cuales estuve cenando anoche me explicaban que las islas Carajo están en el Océano Indico. Acá se llega al eufemismo de decir
'caracho'".

Fontanarrosa advirtió por otra parte "la triste función de los puntos suspensivos" para reemplazar términos soeces. "Merecería otra discusión en el Congreso de la Lengua. Hay otra palabra irremplazable que es 'mierda', y el secreto de su contextura física está en la erre. Los cubanos dicen 'mielda'. Ese es otro de los grandes problemas que ha tenido la revolución cubana, que es la imposibilidad de manifestar fuerza expresiva". "Atendamos estas condiciones terapéuticas de las malas palabras, que sirven para descargarse. Pido una amnistía para ellas, vivamos una Navidad sin malas palabras, y cuidemos de ellas, porque las vamos a necesitar", concluyó.
 
  • Artrella

    Banned
    BA
    Spanish-Argentina
    Y sí... tiene razón!! A veces un "pelotudo" bien pronunciado, bien acentuado, en la "t" como dice el autor de "Inodoro Pereyra, el renegáu", sólo esa palabra describe mucho más que un "tarado" o un "caracho". Expresa lo que verdaderamente uno siente en ese momento. Como el "asshole" en inglés, que uno escucha en tantas películas americanas... dicho con tantas ganas! :)
    Saludos. Gracias Inés por poner este artículo a nuestro alcance. Art
     

    Tormenta

    Senior Member
    Argentina-Español
    Gracias Inés,

    Un artículo re-interesante. Yo personalmente, no digo muchas malas palabras, pero hay momentos en que las necesito para expresar exactamente lo que siento y pienso.
    El español es un idioma muy rico y no deberíamos recurrir a malas palabras para poder expresarnos, pueden argumentar algunos. Allá ellos :D


    La verdad es que yo , como Argentina, no encuentro equivalente alguno para “que pelotudo” . Porque después de todo, un pelotudo es eso, un pelotudo

    Hay un momento y un lugar para cada cosa. Quizá no sea la “mala palabra” en si, sino el contexto en que se utiliza. Sin faltarle el respeto a nadie, yo me tiro mis canitas al aire y cuando estoy depre y extraño a mi gente, mando todo al carajo y me siento más cerca de mi tierra. :)

    Tormenta :)
     

    ines

    Senior Member
    Argentina - Español
    ¡Y cómo ayudan a liberar energía!... :D
    No me van a decir que uno no se siente mucho mejor cuando está juntando presión por cualquier motivo y, tratando de no ofender a nadie por supuesto, dice algunas de estas palabras. ¡Es sensacional!!!, sin duda. :p :p
     

    cuchuflete

    Senior Member
    EEUU-inglés
    ines said:
    ¡Y cómo ayudan a liberar energía!... :D
    No me van a decir que uno no se siente mucho mejor cuando está juntando presión por cualquier motivo y, tratando de no ofender a nadie por supuesto, dice algunas de estas palabras. ¡Es sensacional!!!, sin duda. :p :p

    Gracias Inés,

    Tienes razón. El gritar una mala palabra en el momento apropiado sí que te sirve bien. Esta mañana he escuchado a dos personas peleandose. Uno decía una serie de disparates. El otro le aguantaba por unos minutos, y finalmente grito con una energía magnífica una frase hecha en inglés que indicó que la otra persona debiera ir para hacer un acto físicamente imposible.
    Depués tenía la cara tan libre del estrés. Se había expresado harto bien.

    Un abrazo,
    Cuchu
     

    Marc1

    Banned
    Italian / Spanish / German.
    ines said:
    Artículo publicado hoy en el diario Clarín,
    en la página:
    http://www.infobae.com/notas/nota.php?Idx=152831&IdxSeccion=100442

    Fontanarrosa defendió el rol de las "malas palabras"

    "Este es un ámbito más que apropiado para plantearse ¿por qué son malas palabras? ¿Le pegan a las otras palabras? ¿Son de mala calidad, y cuando uno las pronuncia se deterioran? ¿Quién las define como malas palabras?", se preguntó el rosarino durante la mesa redonda sobre "Español internacional e internacionalización del español", que se celebró en el Teatro El Círculo.

    "No sé quién define lo que es vulgar y lo que no es vulgar. Pienso que las malas palabras brindan otros matices.


    Fontanarrosa advirtió por otra parte "la triste función de los puntos suspensivos" para reemplazar términos soeces. "Merecería otra discusión en el Congreso de la Lengua.
    Extraña pregunta ... porque son malas las palabras soeces!
    Por que procuramos ser amables?
    Por que nos ponemos ropa aun si tenemos calor? Desodorante?
    Por que no exponemos los genitales en la playa?
    Por que no abrimos la boca al comer en publico?
    Por que no largamos gases estruendosamente en una reunión?

    La respuesta es obvia y solo un chico de menos de 5 años plantearía semejantes preguntas.

    Por supuesto un personaje mas o menos conocido que intenta otorgar decencia a la indecencia es atractivo, cómico e induce al aplauso.
    Sin embargo, fuera del escenario y la auto promoción, la realidad es que los códigos de conducta tiene una buena razón de ser, y si debo resumirlo en una frase es: respeto al prójimo.

    Puritano? No. Solo que me gusta llamar las cosas por su nombre. Yo digo carajo, y mierda y pelotudo como el que mas .... pero no por eso considero que esta bien o que de repente son palabras que debemos aceptar en la conversación corriente. Tiene su oportunidad de asomar, como así toda otra manifestación de nuestro lado peor.

    Son malas palabras y su uso no le cambia el status quo. Por supuesto que este criterio no parece ser muy popular a juzgar por la letrina que sale de la boca de los anunciantes de televisión argentinos que en los últimos 15 años lograron incorporar una cantidad de vulgaridades al idioma que hacen que nuestro amigo Fontanarosa en comparación, parezca un profesor de lenguas.
     

    gswarlus

    New Member
    Spanish, Argentina
    Extraña pregunta ... porque son malas las palabras soeces!
    Por que procuramos ser amables?
    Por que nos ponemos ropa aun si tenemos calor? Desodorante?
    Por que no exponemos los genitales en la playa?
    Por que no abrimos la boca al comer en publico?
    Por que no largamos gases estruendosamente en una reunión?

    La respuesta es obvia y solo un chico de menos de 5 años plantearía semejantes preguntas.

    Por supuesto un personaje mas o menos conocido que intenta otorgar decencia a la indecencia es atractivo, cómico e induce al aplauso.
    Sin embargo, fuera del escenario y la auto promoción, la realidad es que los códigos de conducta tiene una buena razón de ser, y si debo resumirlo en una frase es: respeto al prójimo.

    Puritano? No. Solo que me gusta llamar las cosas por su nombre. Yo digo carajo, y mierda y pelotudo como el que mas .... pero no por eso considero que esta bien o que de repente son palabras que debemos aceptar en la conversación corriente. Tiene su oportunidad de asomar, como así toda otra manifestación de nuestro lado peor.

    Son malas palabras y su uso no le cambia el status quo. Por supuesto que este criterio no parece ser muy popular a juzgar por la letrina que sale de la boca de los anunciantes de televisión argentinos que en los últimos 15 años lograron incorporar una cantidad de vulgaridades al idioma que hacen que nuestro amigo Fontanarosa en comparación, parezca un profesor de lenguas.
    Estoy de acuerdo en estos aspectos generales.

    Igualmente (y no fue a través del artículo de Fontanarrosa, ni de cerca) intento buscar si realmente su uso sería adecuado (o no) en ciertas ocasiones.

    Por un lado, cuando expresan constantemente que "a veces es necesario usarlas" se asemeja mucho a un comportamiento psicopatológico, alejándose de las facultades como ser humano. Así mismo, cuando $Marc1 dice "tiene(n) su oportunidad de asomar", lo creo menos enfermo y más realista (o más humano, si se quiere).

    Como contrapartida a ese "necesitar", jamás creí necesario usar términos soeces para representar alguna emoción (pese a que las he usado y a veces las uso), y mucho menos para insultar a alguien, puesto que ahí sí entraría en catalogar el asunto en algo enfermo: no hay necesidad alguna de insultar a alguien siendo el significado de esta acción, el denigrar, menospreciar, disentir una postura, expresar rabia, expresar enojo, maltratar, subestimar, etc.

    Como término coloquial cotidiano, menos que menos, deforma notablemente el lenguaje. Carece de verdad el decir que menos palabras en un vocabulario propio facilitarían a la comprensión de lo que se transmite de una persona a otra. Si leyésemos (como a veces nos vemos obligados a hacer) textos que repitan muchas palabras, y se expresen en términos cotidianos con muletillas (coso, cosa, digo.., este.., eh.., y.., claro, pero.., etc.) mentalmente nos sería muy costoso interpretar lo que está escrito, notaríamos una clara desprolijidad que probablemente nos darían ganas de dejar la lectura hasta ahí (¡y gritar palabras soeces! -quizá- :p).

    Por último, y desde una posición más etimológica (supongo), no existen "malas palabras", existen "malas intenciones".. y he aquí mi gran problema para usar o no usar éstas palabras más a menudo. Muchas veces deseamos denotar malas intenciones, sin embargo, cuando se quieren usar de otra forma, difícilmente son aceptadas debido a la costumbre socio-cultural aprehendida psicológicamente en el individuo gregario ya desde su infancia.

    Un saludo,
    Germán Salvador.
     
    Status
    Not open for further replies.
    < Previous | Next >
    Top