pero los de old Shanghai todavía vibran...

popolvuh

Senior Member
Chinese, China
Hola a todos,

Estoy leyendo un artículo en la página de El País-El viajero: http://elviajero.elpais.com/elviajer...54_602922.html

En los párrafos citados, no puedo entender lo que quiere decir el autor con la parte subrayada, ¿podrían ayudarme? Gracias de antemano.

Porque, ¿se puede ver Shanghái, una jungla de asfalto de 24 millones de habitantes, en 72 horas? Obviamente, no. Pero sí que se puede sentir. A diferencia de lo que sucede con la capital política, Pekín, la capital económica de China no es un destino turístico por su abundancia de monumentos y de lugares históricos. Es una ciudad que atrae por su vibrante sociedad, porque refleja el rumbo que está tomando el país. Ninguna otra ciudad consigue transmitir mejor la profunda transformación que en solo tres décadas ha llevado a un país de dimensiones continentales de pasar hambre bajo la hoz y el martillo a erigirse en adalid del capitalismo más bestial.


No en vano todavía es posible recorrer angostas callejuelas que encierran la esencia del shikumen, los tradicionales edificios de antaño, caracterizados por combinar elementos occidentales con el patio comunal inherente a la arquitectura china. Quedan pocos, pero los de old Shanghai todavía vibran con una vida de barrio que está en peligro de extinción, reemplazada por una existencia vertical cuyo principal exponente se asoma a través de los escasos huecos que deja la ropa tendida. Es el skyline de Lujiazui, ese que sirve de telón de fondo para las peripecias de James Bond o de Ethan Hunt y que crea en Shanghái un contraste tan atractivo como desconcertante.

Un saludo,
PPV
 
  • cacarulo

    Senior Member
    Buenos Aires, Argentina * Español
    Entiendo que los tradicionales edificios de antaño del viejo Shangái aún mantienen una vida de barrio que está perdiéndose, reemplazada por una "existencia vertical" (metáfora por edificios muy altos) cuyo principal exponente, el skyline de Lujiazui, se asoma, es decir, se puede ver, a través de los pocos espacios que deja la ropa tendida en los patios de los edificios viejos.
     
    < Previous | Next >
    Top